93 660 79 62 info@asl.ong

¿Cuántos años hace que participas en ASL activamente? ¿De qué forma has colaborado con la ONG hasta el momento?

Conozco ASL desde que era muy pequeña, por vínculos con amistades y familiares. Creo que asistí por primera vez a una reunión hace cerca de 10 años, cuando justo acababa de entrar en la universidad. Empecé a haciendo mis prácticas y desde entonces he participado en la mayoría de proyectos que hemos ido realizando. Poco a poco empecé a adquirir más responsabilidades y actualmente formo parte de la Junta Directiva, entre otras comisiones de análisis de la situación de los proyectos que se están llevando a cabo. A lo largo de estos años, he intentado ayudar en todo lo que podido, desde la recaptación de fondos; participación y creación de eventos; gestión de socios y socias; trabajo de campo; redacción de proyectos de cooperación y emergencias, así como artículos de sensibilización, entre otras cosas. He formado parte del equipo que ha trabajado, de diferentes maneras, en proyectos en Honduras, Nepal, Grecia y Senegal.

Somos conscientes de nuestra realidad, somos una ONG pequeña y los objetivos no se consiguen tan rápido como nos gustaría, pero no por eso dejamos de luchar

Has tenido la oportunidad de participar en la mayoría de proyectos que ASL ha desarrollado desde su fundación. ¿Cuál de estos proyectos es el que más te ha gustado o motivado?

Es difícil escoger uno. Pero hay dos que creo que, tanto a mí, como a los que hace años que estamos en esta ONG, nos sacan una sonrisa. La Masica es uno de estos. El día que oficialmente se dio por terminado y lo dijimos en la reunión, no sabría decir quién gritó más alto. La alagría de conseguir acabar un proyecto después de tanto tiempo no tiene precio. Somos conscientes de nuestra realidad, somos una ONG pequeña y los objetivos no se consiguen tan rápido como nos gustaría, pero no por eso dejamos de luchar.
Por otro lado, considero que el proyecto de Nepal es un proyecto muy completo. Creo que es lo que representa la fundación de ASL. Empezó como un proyecto de emergencia, y ha acabado convirtiéndose en un proyecto de desarrollo. Es la transmisión de unos valores a lo largo de estos años que comparto. La idea de que todos, independientemente de nuestra formación, podemos formar parte. Que tienes diferentes etapas en las que parpticipar, épocas del año y iniciativas dentro de un mismo país Y esto es una oportunidad única, vivir una realidad desde tantas vertientes: rescate, construcción, educación, sensibilización…

¿Cuál de todas las intervenciones ha sido la más difícil para ti? ¿Y la más satisfactoria?

Sin duda la intervención en los campos de refugiadas en Grecia. La sensación de tener que dejar el proyecto porque nuestra intervención había acabado, pero no el problema, te rompía por dentro. La impotencia de sentirse como algo temporal no es agradable por quién es consciente de la realidad que viven estas personas. Hicimos un trabajo muy bueno, a pesar de que siempre tenso la esperanza de poder ayudar a que tengan las vidas que se merecen. Y costa marchar y no mirar atrás

La más satisfactoria…¿La idea de volver? jajaja

¿Qué crees que diferencia ASL del resto de ONGs (pequeñas)?

Me gusta la idea de participar en una entidad pequeña pero sin aires de grandeza. Con intenciones firmes de mantener esta conexión entre voluntarios y voluntarias y no perder este vínculo íntimo. Donde la opinión de todo el mundo es bienvenida y escuchada. Además, a nivel técnico y logístico, la idea de poder participar en un proyecto desde diferentes vertientes es lo que siempre me ha atraído más. Y supongo que por eso Nepal es un proyecto especial.

La mayoría de veces, cuando cooperamos, recibimos más de lo que damos

¿Qué te ha aportado la experiencia de colaborar con ASL anivel personal? ¿Y profesional?

Se puede decir que he crecido con ASL y esto me ha hecho tener unos valores y unas prioridades que quizás no hubiera tenido en esta etapa de mi vida. He aprendido que la cooperación es una vía de doble sentido y que hasta que no inviertes gran parte de tus horas intentando encontrar una idea que sirva para tirar un proyecto adelante, no te das cuenta como, la mayoría a veces, recibimos más del que damos cuando cooperamos.

Y a nivel profesional, bueno, actúo del mismo modo esté trabajando o haciendo alguna actividad dentro de mi tiempo libre. Considero que nunca debería de haber diferencia en nuestras acciones.

¿Cómo valoras la respuesta de ONGs pequeñas (como ASL) en situaciones de emergencia humanitaria?

Complicada. El mundo se rige por una lógica basada en la economía. Quién es más conocido, llegará antes y esto no nos ayuda. Las prioridades son estas y la burocracia y en consecuencia, la falta de nombre, hace que a mucha gente con muchas ganas vea restringidos sus movimientos por el volumen de gestiones que se tienen que hacer dentro de los marcos legales. Esto frena el empujón que a menudo los y las cooperantes tienen y es una lástima. Hay mucho potencial que se desaprovecha y muchas personas a las que nos gustaría ser útiles. Al final, las personas perjudicadas son, como siempre, las que más lo necesitan.

¿Por qué crees que es importante que haya un equipo que, a pesar de no viaje a los países donde se desarrollen los proyectos, se dedique a coordinar el proyecto desde la sede?

Porque sin este equipo, nadie se puede marchar; ni ningún proyecto puede existir. Detrás la cara visible de toda fotografía hay muchas horas. Muchísimas. Normalmente es poco motivador, parece que la realidad te cae lejos y el trabajo no dejan de ser, aparentemente, de oficina. A menudo es poco valorado, pero personalmente creo que es fundamental. De hecho, sin este, no hay ni posibilidades que una ONG exista. Así que el trabajo en la sede es la base de la existencia de todo.

¿Crees que la respuesta de ONGs pequeñas en cooperación al desarrollo puede ser efectiva, a pesar de las posibles limitaciones que puedan tener?

Lo creo. No se trata de cambiar el mundo, sino de cambiar un vida. O dos, o tres… El contacto íntimo, arraigado a una sociedad, que puede tener una pequeña ONG, puede conseguir esto. Y ayudar a hacer que una vida sea mejor representa un gran cambio para aquella persona. Para aquella persona –y las que la rodean-, cambia todo su mundo.

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial